Japón

JapónJapón está formado por cuatro islas principales y muchas islas más pequeñas, siendo la más notable Okinawa. Honshu, la isla más poblada y de mayor tamaño, se divide típicamente en cinco (o más) regiones.

El “País del Sol Naciente” es el lugar donde el pasado se encuentra con el futuro. La cultura japonesa se remonta a milenios, pero ha adoptado (y creado) las tendencias y modas más modernas.

Las ciudades de Japón son todo lo modernas y tecnológicas que pueden ser, pero todavía se pueden ver ruinosas chozas de madera al lado de pisos  con fachada de cristal de diseño. En un recorrido típico en metro se pueden ver muñecos de juguete de aspecto infantil y adorable y pornografía violenta.

Japón ha sido capaz de encender o apagar su conexión con el resto del mundo, asimilando las influencias culturales extranjeras de manera discontinua.

Clima

Los japoneses están orgullosos de sus cuatro estaciones (y un sorprendente número de ellos cree que el fenómeno es singular de Japón).

La primavera es una de las mejores épocas para estar en Japón. Las temperaturas son cálidas pero no calurosas, no hay mucha lluvia y marzo-abril ofrece el famoso florecimiento del cerezo (sakura), una época de juerga y festivales. A principios de marzo, la Agencia Meteorológica de Japón anuncia las predicciones sobre el comienzo del florecimiento.

mapa-de-japon-principales-ciudadesEl verano comienza con una pesada temporada lluviosa (conocida como tsuyu o baiu) en junio y se convierte en una sauna en julio-agosto, con una humedad extrema y unas temperaturas que llegan a alcanzar los 40°C. Evite estas fechas, o haga como los japoneses y diríjase a la norteña Hokkaido o a las montañas de Chubu y Tohoku. Sin embargo, la parte buena es un despliegue de espectáculos de fuegos artificiales y festivales grandes y pequeños.

El otoño, que comienza en septiembre, es también un momento excelente para visitar Japón. Las temperaturas y la humedad se hacen más tolerables, los días buenos son comunes y los colores del otoño pueden ser tan impresionantes como el florecimiento del cerezo. Sin embargo, a principios de otoño, los tifones suelen visitar las zonas sureñas de Japón y dejarlo todo paralizado.

El invierno es una buena época para ir a esquiar o para ir a visitar los manantiales calientes pero, como los japoneses todavía tienen que descubrir las maravillas de la calefacción centralizada, a menudo hace un frío miserable dentro de las casas. Viajar al sur hacia Okinawa proporciona cierto alivio. Suele haber mucha nieve en Hokkaido y el noreste de Japón debido a los vientos de Siberia. Tenga en cuenta que la costa del Pacífico de Honshu (donde están la mayoría de las ciudades) tiene inviernos más suaves que en la costa del Mar de Japón: puede estar nevando en Kyoto mientras está nublado o hay llovizna en Osaka, a una hora de allí.

Llegar

Ciudadanos de 59 países, incluyendo la mayoría de los países occidentales, pueden obtener permiso de acceso a su llegada sin necesidad de visado. Esto es adecuado para una estancia de hasta 90 días, aunque a algunos ciudadanos europeos se les permite una estancia de 180 días si lo indican a su llegada.  Todas las demás nacionalidades deben obtener un visado de “visitante temporal” antes de viajar, que suele valer para una estancia de 90 días.

A todos los extranjeros (excepto los que visitan por asuntos gubernamentales y ciertos residentes permanentes) se les toman electrónicamente las huellas dactilares y una fotografía como parte del procedimiento de inmigración.  Esto se acompaña por una entrevista corta que lleva a cabo un oficial de inmigración.  La entrada será denegada si se rechazan cualquiera de estos procedimientos.

Un asunto que coge desprevenidos a algunos viajeros incautos es que ciertos medicamentos sin receta, como la pseudoefedrina (inhaladores Vicks, Actifed, Sudafed) y la codeína (algunos medicamentos para la tos) están prohibidos en Japón. Algunos medicamentos con receta también están prohibidos, aunque usted tenga la receta. Vea Japan Customs (en inglés) para más detalles, o consulte a la embajada o consulado japonés más cercano.

En avión

La mayoría de los vuelos intercontinentales llegan al aeropuerto de Narita (NRT), cerca de Tokio o al aeropuerto de Kansai (KIX), cerca de Osaka, un menor número usa el Aeropuerto Internacional de Chubu (NGO), cerca de Nagoya. Los tres son a grandes distancias de sus respectivos centros de las ciudades, sino que están ligados a las redes ferroviarias regionales y también tienen numerosos servicios de autobús a destinos cercanos. Otro aeropuerto de Tokio, el aeropuerto de Haneda (HND), es el más activo en Asia, pero trabaja principalmente para vuelos domésticos, los únicos vuelos internacionales son los servicios hacia y desde Seúl-Gimpo, Shanghai Hongqiao, Capital de Beijing y Hong Kong.

Casi cada ciudad tiene un aeropuerto, aunque la mayoría sólo ofrecen vuelos nacionales y algunos servicios a China y Corea.  Una alternativa popular para los viajeros de estas ciudades es volar a través de Seúl en Corea del aire o de Asiana Airlines: esta puede ser incluso más barato que la conexión en Japón.

Ambos aeropuertos de Narita y Kansai son generalmente fáciles de pasar y no especialmente concurridos asumiendo que se evitan los principales periodos vacacionales – a saber, (Año Nuevo finales de diciembre – principios de enero), Semana de Oro (finales de abril – principios de mayo) y Obon (mediados de agosto), cuando las cosas son más agitadas y costosas.

Las principales líneas aéreas son Japan Airlines (JAL) y All Nippon Airways (ANA). Delta Air Lines, United Airlines y American Airlines también operan en Narita, con vuelos a muchos destinos en los EE.UU. y Asia.

Albergues